Hay páginas web con tantos archivos CSS pueden llegar a utilizar una gran cantidad de ancho de banda del servidor, relentizanzo la carga de nuestra web. CSScompresor es una herramienta online con la que podemos reducir el tamaño de cualquier archivo CSS mediante la eliminación de los comentarios, sangría y mucho más.

Y lo mejor es que el nivel de compresión puede ser configurado a nuestro gusto manualmente.

http://www.csscompressor.com/